Nos gustan las cosas mundanas y terrenales. Nos gustan los balones marrones y sin oxígeno. Nos gusta anteponer la felicidad de los pequeños detalles a la riqueza de los grandes manuales. Esa es tu esencia, Balón de Barro.

Ganadores

EDICIÓN ESPECIAL

Reproducir vídeo