Ton Alcover: “El fútbol debe ser una arma más para que la gente luche contra el fascismo”

El Narcís Sala siempre es un lugar especial. Un lugar dónde se descubren cosas. Hasta en un entreno puedes descubrir un extremo desconocido que conduce con la cabeza erguida o un delantero referencia que además es móvil. En el templo del Sant Andreu siempre estás a tiempo de descubrir algo nuevo, incluso que el fútbol es un arma capaz de erradicar males endemicos como el fascismo o el racismo.