El Club de Fútbol Lorca Deportiva va creciendo a pasos agigantados. Porque los murcianos son de aquellos que se alejan de la filosofía del partido a partido, de que la vida hay que tomársela con calma. Ellos son más de la vía directa. En tan solo 8 años de vida, tras su enésima refundación, Lorca ya ha vivido dos ascensos a la Categoría de Bronce del fútbol español. Los blanquiazules las han visto de todos los colores, pero nunca se han rendido. Y ahora, luchan para volver a llenar de nuevo el Francisco Artés Carrasco.

FUENTE: Federación de Fútbol de la Región de Murcia // Los jugadores del Lorca Deportiva celebrando el ascenso a Segunda B.

DIFERENTES NOMBRES, MISMOS COLORES

Sobrevivir en los tiempos modernos del fútbol no es nada fácil. Por desgracia, este deporte se está convirtiendo, cada vez más, en un mercado que mueve una cantidad de dinero inhumana. Y en este contexto, al fútbol modesto cada vez le cuesta más subsistir, aunque, por suerte, el barro nunca pierde su esencia. Pero el gran problema está en que a los clubes más modestos les cuesta dios y ayuda mantenerse en el deporte profesional, sin dinero la vida en el fútbol es muy complicada. Y sino que se lo digan al Lorca Deportiva. La suya es toda una historia de supervivencia.

De hecho, el club que conocemos hoy en día no es más que la refundación del que anteriormente había sido el Lorca Atlético Club de Fútbol. Pero la cosa no queda aquí, la historia de los blanquiazules es mucho más rocambolesca: impagos, descensos administrativos, desapariciones, cambios de nombre… El club ha vivido absolutamente de todo, pero aquí sigue luchando contra corriente.

La primera etapa del Lorca Deportiva empieza en 1969. Durante los 70, el club vivió inmerso en las categorías regionales hasta que, finalmente, en 1979 consiguieron su primer ascenso a Tercera División para asentarse entre el cuarto escalón del fútbol español y la categoría de Bronce. Su mejor momento lo vivió en 1984, cuando sube por primera vez en su historia a la Segunda División. Pero la alegría duró bien poco, el equipo descendió y el fútbol en la localidad murciana empezó a dividirse con la creación del Lorca Promesas, quien provocaría el fin de esta primera etapa blanquiazul en 1994. El Promesas se unificó Club de Fútbol Lorca Deportiva para crear el Lorca Club de Fútbol. Esta segunda etapa (1994-2002) fue la menos exitosa, siempre a caballo entre Tercera y Segunda B, aunque la época dorada de los lorquinos estaba a punto de llegar. El club desapareció por la enorme deuda acumulada en impagos, aunque un nuevo nombre, el Lorca Deportiva Club de Fútbol, se quedaría con sus colores para seguir escribiendo la historia.

FUENTE: historiadelfutbolenlorca.blogspot.com // CF Lorca Deportiva 84/85.

Nuevo siglo, y nueva vida para los murcianos, que en la temporada 2005/06 estuvieron a punto de hacer historia. De la mano de un conocido Unai Emery, en su primera experiencia como entrenador, los blanquiazules se quedaron a las puertas de la gloria, la Primera División. En la vuelta del club a Segunda, el técnico vasco –que se había retirado dos años antes en el club murciano- fue capaz de clasificarlos en quinta posición. Pero la marcha de Emery supuso la fatalidad para los lorquinos, que volverían a descender a la categoría de Bronce. A partir de ese momento, todo fue a peor: problemas económicos, un descenso administrativo, un mal trago en Tercera División y, finalmente la retirada de la competición en 2010 -aunque el club no desapareció oficialmente hasta el 2015-.

Y muchos os preguntaréis, ¿qué pasó en esos 5 años? Tranquilos porque Lorca no se quedó sin fútbol. Cristóbal Sánchez Arcas, un empresario de la zona, decidió comprar al Sangonera Atlético para convertirlo en el Lorca Atlético Club de Fútbol, devolviendo así el blanco y el azul a la ciudad murciana. Pero la historia acabó como el rosario de la aurora, y el fantasma del club -los problemas económicos- volvía a aparecer. Solo dos años duró el Lorca Atlético, que, tras desaparecer, dio de nuevo a luz al club que conocemos hoy en día: el Club de Fútbol Lorca Deportiva.

NUNCA DIGAS QUE ALGO ES IMPOSIBLE

El Lorca Deportiva se ha visto obligado a remar siempre a contracorriente. Tras su enésima refundación, el conjunto murciano ha tenido que empezar des de cero, iniciándose en el fútbol amateur para, en solo ocho años, conseguir dos ascensos a Segunda B. Pero no todo es tan fácil como suena. Aunque han conseguido el ascenso, los blanquiazules no han tenido, ni mucho menos, un curso fácil. Un premio más que merecido para un equipo que no ha dejado de creer.

El inicio de la temporada no fue nada fácil para el club, que parecía condenado al fracaso. Joaquín Flores vendía el Lorca Deportiva a un grupo inversor “fantasma”, que prometió hacer un proyecto ganador –y finalmente, pese a las complicaciones, así ha sido. Pero las cosas se torcieron des del inicio, solo empezar los nuevos accionistas se metieron en un bosque sin salida: los impagos a la plantilla volvían a aparecer. El proyecto de los nuevos dueños se iba a la deriva, hasta los mismos jugadores se plantaron sobre el césped para pedir la dimisión de los responsables. Y lo consiguieron, aunque varios jugadores abandonaron el barco. El club volvía a manos de Joaquín Flores, que asignó a Hugo Issa como presidente, haciéndose cargo de todas las fichas atrasadas. Un auténtico salvador para el conjunto blanquiazul, que volvía a gozar de la estabilidad necesaria.

FUENTE: laopiniondemurcia.es // Sentada de los jugadores como símbolo de protesta ante los impagos.

A partir de aquí, todo fue a mejor, por fin las alegrías volvían a la localidad murciana. Nada ni nadie fue capaz de parar al Lorca, ni siquiera una epidemia mundial como el coronavirus. La primera posición en la tabla antes de la suspensión de la liga les valió para, posteriormente, tener una ventaja que aprovecharon –y muy bien- en los Playoffs “express” para el ascenso. En semifinales hicieron bueno el 0-0 frente al Mazarrón F.C. mientras que, en la gran final, el empate a 1 frente al Atlético Pulpileño les daba el billete hacia la categoría de Bronce. Andrés Carrasco, autor del único gol del equipo, fue el gran héroe de los blanquiazules en este ascenso tan merecido.

Pero la historia no termina aquí. El partido ante el Pulipleño no fue la última batalla y el club ha tenido que ganarse el ascenso ante los tribunales. Y es que, tras el Playoff, la Federación Española de Fútbol abrió un expediente al club a raíz de unas informaciones que indicaban que el club habría escondido un caso de positivo por coronavirus en su cuerpo técnico. Así, el ascenso de los blanquiazules a Segunda B podría haberse anulado, aunque, por suerte, el instructor del caso acabó declinando la acusación. Un final feliz para los lorquinos, que ya pueden respirar tranquilamente.

Ahora, tras tantas complicaciones, el equipo intentará mantenerse en la Categoría de Bronce, aunque no lo tendrá nada fácil. El equipo sigue contando la gran mayoría de los pesos pesados de la plantilla, a los que se han sumado algunos fichajes importantes como Galiano, Emilio Iglesias, Iván Martínez, Julen Gutiérrez o Marconato.  La temporada será larga y complicada, pero este equipo nunca se cansa de luchar.


#CFLorcaDeportiva #3div13 #Temporada1920 #SegundaB #Murcia


2 comentarios

El Villanovense vuelve a escuchar cantos de La Sirena de 2ªB · 23 septiembre 2020 a las 15:31

[…] #Villanovense #3div14 #Temporada1920 #SegundaB #Extremadura […]

Tomatazo a la Segunda B · 28 septiembre 2020 a las 15:05

[…] #SDTarazona #3div17 #Temporada1920 #SegundaB #Aragón […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *