Con senderos llenos de frustraciones por igual, se establece un paralelismo entre actor y club que han llevado a ambos a caer y ‘renacer’ para alcanzar un reconocimiento de pleno derecho.  

FUENTE: eldeportivo // celebración de la UD Tamaraceite por el ascenso a Segunda B.

Soy consciente de que el titular de este articulo es arriesgado y puede dar lugar a malinterpretaciones. No pretendo buscar el clickbait fácil y digerible. De hecho, la filosofía periodística que persigo -que perseguimos en esta redacción-  se aleja bastante de este tipo de corrientes modernas. Si lo he puesto es porque se establece un paralelismo funcional entre el actor y el equipo que me ha parecido sorprendente. Una metáfora de la vida misma. De lo retorcida y maquiavélica que puede llegar a ser; y de lo satisfactoria que es otras veces. 

Cualquier aficionado a la cultura cinematográfica, sepa en mayor o menor medida de cine, se puso las manos en la cabeza cuando el bueno de Leonardo no ganó el Óscar en films como Diamante de sangre o El lobo de Wall Street. Un actor contrastado y experimentado desde bien joven, con cinco nominaciones a sus espaldas, aún no tenía la estatuilla en su vitrina personal. De hecho, se hicieron todo tipo de ‘memes’ sarcásticos y jocosos cebándose del pobre DiCaprio. Y cuando menos nos lo esperábamos, ¡pam!, su actuación en El Renacido le vale para alcanzar la gloria. Algo parecido a lo que ha pasado en el barrio de Tamaraceite. 

LUGAR DE PEREGRINAJE 

La Unión Deportiva Tamaraceite pertenece a un barrio en las periferias de la Las Palmas de Gran Canaria. Fundado en 1966, su historia siempre se ha visto condenada al pozo oscuro del amateurismo, vagando por la 3ª, 2ª y 1ª regional. En los años 80, un haz de luz apareció por primera vez cuando participó en la segunda edición de la Tercera División Española. Un hito fugaz que perduró durante tres cortos años. Esta zona canaria es conocida como el pistoletazo de salida para peregrinos que emprenden un viaje anual para venerar a la patrona de la Diócesis canariense: la Virgen del Pino. 

Al igual que los feligreses, los aficionados de la UD Tamaraceite se sustentan en que algún día, con ayuda divina o sin ella, llegará la oportunidad de demostrar que tantos años de ‘peregrinaje’ servirán para ver a su equipo alcanzar la gloria. Lo que no se esperaban era que en 2010 llegaría el punto de inflexión para la entidad. Cansados de vagar por las categorías inferiores del fútbol regional, el histórico club se alejó de los terrenos de juego sin que nadie supiera de él, y dejó de participar en las competiciones correspondientes. Hasta que en 2015 aparecieron los ‘salvadores’ que restablecieron un proyecto ilusionante. 

FUENTE: zonaamarilla // Héctor Ramírez, presidente de la UD. Tamaraceite.

Los hermanos Ramírez, Héctor y Miguel Ángel (presidente de la UD Las Palmas) volvieron a dar esperanzas a los aficionados e hicieron resurgir de sus cenizas un club histórico. Retornaron a la Segunda Regional, la categoría más baja del balompié canario, pero las grandes actuaciones del equipo le llevaron a ascender a 1ª Regional, posteriormente a Preferente -33 años después- y, por último, se metieron de lleno en la Tercera División por segunda vez en su historia. Tres ascensos consecutivos en los cuales se mantuvieron 61 partidos invictos; eso significa que estuvo más de dos años sin perder un solo partido. El sol volvía a brillar con intensidad en el barrio de Tamaraceite. 

ENGROSANDO LA HISTORIA

Así pues, en la temporada 2018-19 y ya en el cuarto escalón del fútbol español, la UD Tamaraceite lo volvió a hacer. Acabó el año en la primera posición con 67 puntos. La algarabía resonaba en toda la isla, el viento soplaba a favor y en una sola dirección. Pero cuando todas las expectativas estaban puestas en el club y se vivía a flor de piel la ilusión por engrosar la historia, llegó el batacazo. El destino premió a un protagonista de una película diferente con el Óscar, frustrando el acceso a la gloria de los canarios. 

Todo y con eso, el club hizo historia al derrotar a toda una UD Almería en Copa del Rey: forzados a jugar la prórroga por un gol en el 90’ de Nikola Maras, el conjunto canario les devolvió el punch a los andaluces al marcar en el minuto 105. 3-2 al final del partido y avance de ronda contra todo un Primera. El Granada les esperaba salivando, pero lejos de las expectativas iniciales, tan solo un gol de Puertas dio el acceso a los ‘nazaríes’. Un club que jugaba en la séptima categoría del fútbol español apenas unos años atrás, cayó con la cabeza bien alta.  

FUENTE: La Provincia // Los jugadores de la UD Tamaraceite celebrando la victoria ante el Almería.

Lejos de bajar los brazos, el año siguiente la entidad se volvió a presentar como candidata para llevarse ‘la estatuilla’ del Grupo XII. El papel no fue tan destacado, pero fue suficiente como para meterse en los play-offs de ascenso después de una carrera final asombrosa con sus rivales. El último eslabón para alcanzar el sueño del ascenso era, precisamente, uno de esos competidores del Grupo XII, la UD San Fernando. Empezó adelantándose el ‘Sanfer’, pero un motivado López Silva no solo empató, sino que dio el gol de la victoria en el minuto 73. Después de años de oscuridad, Tamaraceite entero gritó emocionado el pitido final. Era una realidad. Estaban en Segunda División ‘B’ por primera vez en su historia. 

FUENTE: La Provincia // La plantilla de la UD Tamaraceite celebrando el primer ascenso de su historia a Segunda B ante la UD San Fernando.

Al igual que el conjunto canario, Leonardo DiCaprio tuvo que esperar mucho tiempo, demasiado, hasta ver cómo sus esfuerzos eran recompensados con el reconocimiento que debían. Dos historias similares. Un paralelismo cruel, pero satisfactorio. Cuando más pletórico estás y más crees que mereces el galardón, llega la vida y te derrumba. Pero al final, una acción inesperada puede volcar totalmente las expectativas. Quién sabe, igual DiCaprio veraneó en un barrio periférico de Gran Canaria y, al conocer la historia de la UD Tamaraceite, se sintió representado por ese club ‘Renacido’ que había recorrido el mismo camino que él y que, casualmente, fue el papel que le hizo ganar por fin. La única diferencia es que el actor ya lo ha conseguido todo, y al club canario le queda mucho camino por recorrer.


#UDTamaraceite #3div12 #Temporada1920 #SegundaB #Canarias


2 comentarios

Dimas · 20 septiembre 2020 a las 15:50

Hola

El Marino vuelve a anclar el barco de la 2ªB en Los Cristianos · 20 septiembre 2020 a las 14:14

[…] el ascenso a Segunda División B no ha sido nada fácil. Primero tuvo que enfrentarse a la UD Tamaraceite, protagonista del capítulo XV de la saga de artículos que está realizando Tiempo de Descuento de los equipos que han ascendido a la Segunda División B, […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *