El presente del Terrassa FC no está siendo ni mucho menos fácil. El proyecto, que se lleva cocinando a fuego lento durante dos temporadas, necesita un impulso que le permita seguir desarrollándose tal y como estaba previsto. Tras un desenlace muy cruel del curso 19/20, el 20/21 se presentaba como el definitivo para conseguir el ascenso. Pero hasta ahora las cosas no han ido como estaba previstas en el guión. Àlex Fernández lo sabe. Y quiere cambiarlo. Cosas de líderes.

Aún hay tiempo, herramientas y esperanza para enderezar el rumbo. Y una de las piezas clave para poder conseguirlo es el ‘8’ egarense, un ‘box to box’ que quiere darle a su ciudad natal la oportunidad de volver al bronce. Y si puede ser a ritmo de goles de falta, aún mejor.

EL CONFESIONARIO

  • Mejor estadio en el que has jugado.

Contando la afición y demás, os diría el Tartiere. Quizás os diría el Sadar, por aquel entonces ‘Reino de Navarra’, pero claro, no era lo mismo la gente que venía a ver el filial que la que iba a ver al primer equipo del Oviedo. Aquello fue una locura. Jugué cuando estuve en la Peña Sport y claro, se te presentan 10.000 personas y el ambiente que se respira allí no es de 2ªB. Estuvimos 1-1 hasta el 80’ prácticamente, pero luego nos cayeron tres más. 

  • Mejor jugador con el que has compartido vestuario.

En el Promesas jugué con muy buenos jugadores…Roberto Torres, Molo (ahora en el Lleida), Alan Baró, Manu Onwu, que también llegó a debutar en Primera con Osasuna, Xavi Boniquet… pero tengo un muy muy buen recuerdo de Nacho Martínez, que actualmente está en el Real Valladolid. Tiene unas cualidades enormes y además como persona es un 10. Rinde como el que más. Llegar a Primera no es fácil y él ha sabido adaptarse al 100%. 

  • Mejor jugador al que te has enfrentado.

Dejadme pensar, porque buf, esto es muy difícil (risas). Llevo muchos años y esto cada vez cuesta más. Al final, todo el mundo tiene su dificultad…y más en un contexto y momento propicio. Me pilláis en blanco, dadme un rato.

(Un rato más tarde) Vale va, me decido. En Segunda B he jugado contra jugadores muy buenos…algunos de ellos están en Primera, como Manu García o Óscar de Marcos, que buf, era una máquina. Pero de los últimos años en Tercera División, uno de los jugadores más molestos y determinantes contra los que he jugado, sin duda es Víctor Oribe. Además de ser muy buen jugador, coincide que en Vilafranca es muy difícil ganar. Y se junta su calidad con la dificultad de sacar buenos resultados allí.

  • Mejor momento de tu carrera.

Las celebraciones de los playoffs y la llamada del filial del Osasuna. Esa llamada, quieras que no, te hace cambiar tu forma de pensar…dejas de ver el fútbol como un hobby para sentir que puedes dedicarte a ello profesionalmente. Quizás podría haber salido antes, pero siempre prioricé quedarme con mi gente. Y el momento en que me llaman de Pamplona fue clave. Lo recordaré siempre.

FUENTE: Àlex Fernández / Celebración de un gol con el CF Badalona (2014)
  • Y ahora el peor momento.

Sin duda las lesiones. Sin duda. Al final, puedo dar gracias ya que las lesiones que he tenido no han sido graves, pero sí que he tenido tres lesiones de rodilla que me han apartado de los terrenos durante varios meses. Hubo una que me pilló jugando fuera y lo pasé mal. Lejos de casa y sin poder estar ayudando al equipo todo se hace más difícil. 

  • Objetivo antes de colgar las botas.

El ascenso sin lugar a dudas. Sé de sobras que lo que más se echa de menos es el día a día y la piña que se hace en un vestuario, pero objetivo deportivo, el ascenso. Lo tengo clarísimo. 

Por otro lado, también es cierto que siempre he tenido la espinita clavada de volver a jugar fuera, viviendo la experiencia de estar en otra ciudad y llevando una vida totalmente paralela a la que sueles llevar en tu entorno. Sí es cierto que ahora ya tengo trabajo y todo aquí, pero bueno, esa inquietud y esa duda siempre la voy a tener. Porque los tres años que estuve fuera fueron experiencias inolvidables. Conocer, enriquecerte, acercarte a otras costumbres…Pamplona y Sevilla fueron maravillosas. 

Además sabes que vas a estar bien, que no te va a faltar de nada, que tienes buen alojamiento, que tienes la posibilidad de que tu familia y tu gente más cercana pueda venirte a ver de vez en cuando…Es todo realmente práctico, siempre y cuando sigas jugando en España, claro.

  • Entrenador más influyente de tu carrera.

Cristian García, en Terrassa. He tenido muy buenos entrenadores, pero este me pilla en un momento más maduro deportivamente. También tengo que decir que coincidía mucho con él en la manera de leer el fútbol y eso a mi me hace dar el clic y entender el fútbol de otra manera. Si lo hubiese entendido así tres o cuatro años antes, hubiera sido tremendo. Su capacidad por enseñarnos y por transmitirnos todos sus conocimientos era digna de admirar. Nos daba muchas soluciones a todos. Me dio mucho bagaje tener a Cristian. Creo que marcó un antes y un después en el Álex futbolista. No tuvimos la suerte de poder ascender, pero a nivel futbolístico y de conocimientos, con Cristian crecí mucho. También con Ramón eh. Los dos juegan un papel súper importante en mi trayectoria.

  • Mejor partido que has jugado.

Recuerdo con buen rendimiento los partidos en los que he tenido algo más de protagonismo…cuando marco goles o doy asistencias. Así que en este caso, es más fácil acordarse. Igual os diría un partido ante el Olot hace cuatro años en el que marqué. Ellos iban líderes y nosotros nos jugábamos entrar a playoff. Hace tres años ante el Europa en el que también nos jugamos estar arriba y les meto gol… también tengo muy presente la eliminatoria de Copa del Rey de hace unas semanas ante el Valencia.

FUENTE: Terrassa FC / Terrassa FC 2-4 Valencia CF (1/64 de Copa del Rey 2020 / 2021)

Al final el rol que puedo tener en cualquier equipo es sobre todo aportar a nivel colectivo más que ser un jugador desequilibrante a nivel individual. Quizás por eso tampoco soy un jugador que recuerde grandes actuaciones personales. 

  • Mejor gol que has hecho.

La verdad que el gol que metí contra el Valencia me ayuda a recordarlo así como más especial por que se estaba retransmitiendo y porque hay distintas repeticiones con varios ángulos. Y eso mola mucho. La pelota hace parábola y hay alguna cámara que hace muy buena toma. Tengo otro gol de falta, de hace tres o cuatro años contra el Europa, que también lo recuerdo mucho. Estaba muy lejos y no dudé. Contra el Palamós también…todos de falta (risas). 

  • Supersticiones.

Tengo muchísimas. Salto con el pie derecho al ingresar al terreno de juego, me calzo y me ato siempre antes la izquierda que la derecha, soy muy estricto con los menús y los horarios de los días previos al partido… También intento desayunar 8h antes y comer 4h antes de jugar siempre y cuando sea en casa (porque el horario lo permite)…y así llego al partido con el estómago vacío y me tomo un café, aunque no me apetezca, sea donde sea.

Antes tenía la manía de ducharme siempre justo antes de salir camino del partido, pero un día no me duché y como me fue bien, pues ya no me ducho (risas). O lo hago por la mañana o el día anterior…pero antes de salir ya no. 

  • Tatuajes.

Nada. Cero.

  • Dorsal favorito.

El ocho. 

  • ¿Fútbol y política van de la mano?

No lo creo…pero últimamente ya ves. Hay clubes que se acercan cada vez más a la política, como el mismo Barça. Parece que cada vez más sí, pero yo sigo creyendo que lo más bonito de este deporte es lo que pasa de puertas hacia dentro del estadio. Esa esencia se está perdiendo. 

  • ¿Alguna celebración épica?

Buf, no sé. Como tampoco soy mucho de marcar muchos goles, la verdad es que cuando marco me vuelvo loco. Nunca he tenido ninguna celebración especial…la del Valencia fue tremenda, porque hay mucha adrenalina acumulada y porque el fin de semana anterior había sido mi cumpleaños y tenía esa celebración pendiente, por decirlo así. Fue bonito por mi, por los compañeros, por el equipo y por todo mi entorno cercano, que también lo vivió con mucha alegría.

FUENTE: Terrassa FC / Terrassa FC 2-4 Valencia CF (1/64 de Copa del Rey 2020 / 2021)
  • Mejor sueldo cobrado como futbolista.

Buf, no me voy a mojar, que es un tema delicado (risas). Fue en Ceuta, eso sí que lo puedo decir. Pero las cifras me las guardo para mi. 

  • ¿De qué equipo eres? 

Te diría que del Barça, pero por tradición más que nada. Prefiero ver un derbi sevillano antes que un Barça-Leganés, por ejemplo. Lo que me gusta del fútbol es jugarlo. No soy muy fanático de verlo la verdad. No es algo que me preocupe mucho tampoco.

¿SABÍAS QUE…?

El año en el que Álex jugó en el Ceuta estuvo viviendo en Sevilla, igual que el resto de la plantilla y el cuerpo técnico. Entrenaba en Sevilla y sólo viajaba a Ceuta los fines de semana que jugaban como locales (de viernes a domingo en el hotel). El proyecto era potente, había mucha presión en el entorno y el fútbol se vive mucho en Ceuta, así que el entrenador decidió que vivir en la península le iría bien a la plantilla para mantenerse un poco al margen y tener también a las familias algo más cerca. De alguna forma, Álex y sus compañeros estuvieron jugando fuera toda la temporada


Entrevista y edición de Joel GadeaDaniel Godoy y Adrià León

#ÁlexFernández #TerrassaFC #TerceraDivisión #GrupoV

Categorías: El ConfesionarioEntrevistas

1 comentario

Nacho Castro: "Nos fuimos del Andorra en el mejor momento del equipo" · 4 julio 2021 a las 20:57

[…] #NachoCastro #FutbolCatalà  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *