Siete temporadas después, en la localidad marinera de Los Cristianos (Arona, isla de Tenerife) volverán a disfrutar de la Playa de Las Vistas a la Segunda División B. Porque el Club Deportivo Marino, pese al COVID-19, ha conseguido el tercer ascenso de su historia al bronce español. Y, como dice su himno, vuelven para quedarse: “cantémosles, con fervor, por ser batallador, y por querer ser siempre el mejor”.

“¿Dónde vamos estas vacaciones?”. La pregunta del millón. Tema de debate de desayuno, comida, merienda y cena. En la terna, un abanico de posibles destinos apetecibles para cualquiera. Decisión peliaguda. Porque, si por nosotros fuera, recorreríamos los 21.196 km. de la Gran Muralla China, pasaríamos peaje en el Grand Canyon y llegaríamos a Las Bahamas haciendo el Camino de Santiago en un mismo verano. “¿Qué más dará? Si el mundo es un pañuelo…”, pensamos. Ahora bien, entre esta maraña de eventualidades, en nuestra cabeza solo existe una única certeza: para llegar a Wisconsin, Badajoz o Singapur siempre hay que pasar por Arona. Todo lo anterior queda dilapidado si en la baraja de cartas no entran los cinco palos: Playa de las Américas, Costa del Silencio, Las Galletas, Valle de San Lorenzo y Los Cristianos. Las espadas, los bastos, las copas y parte del oro de las Islas Canarias está situado aquí, en concreto, en el municipio de Arona, ubicado al sur de la isla de Tenerife.

Para ir colocándonos el babero, en la agencia de viajes nos intentarán poner en contexto del lugar que vamos a visitar: playas de ensueño (playa del Camisón, playa de Las Vistas, playa de Los Cristianos, playa de Troya, etc.), arena negra -origen volcánico-, naturaleza, hoteles de cuatro y cinco estrellas, ocio diurno y nocturno… Ambiente tradicional canario. En principio, el plan nos convence; pero si uno le comenta al agente de viajes que, a parte del frac y el bañador, también nos gusta ponernos las botas y el mono de trabajo, seguramente nos hable de un club humilde de la zona que este año ha conseguido anclar el barco a Segunda División B por tercera vez en su historia: el Club Deportivo Marino.

FUENTE: Fútbol Las Palmas / El CD Marino jugará en la Segunda División B siete años después

“Juega en el Estadio Olímpico Antonio Domínguez Alfonso -con capacidad para 7.500 espectadores-, en Playa de Las Américas, aunque el club sigue manteniendo el folclórico aire marinero de Los Cristianos, localidad situada en el municipio de Arona (isla de Tenerife). Su himno cuenta que lo fundaron en el año 33 un grupo de pescadores, que alternaron las faenas de la mar con la de ser jugadores. Su historia dice que es el segundo equipo más antiguo de la isla de Tenerife de los que han militado en categoría nacional esta temporada -solo por detrás del CD Tenerife-“. No hace falta que nos digan más: sol, playa, fútbol y barro. Que nos esperen en Los Cristianos.

ENGROSANDO LA HISTORIA DEL FÚTBOL TINERFEÑO

Hablar del CD Marino es hablar de un club histórico de la isla de Tenerife y del fútbol canario. Fundado en 1933 como Marino Fútbol Club e inscrito en el registro civil como Club Deportivo Marino en 1947, tuvo un gran crecimiento durante los años 80 e inicios de los 90 del siglo pasado. En esa época fue cuando las competiciones balompédicas cobraron mayor relevancia en el archipiélago con la creación de la Preferente de Tenerife y el Grupo Canario de Tercera División (XII), del cual fue uno de los fundadores en la temporada 1980/81. Pero el punto de inflexión para la entidad aronera llegaría la temporada 1987/1988, cuando consiguió el primer ascenso de su historia al tercer escalón del fútbol español tras quedar campeón de grupo. El periplo en la categoría de bronce duraría cinco años y acabaría de la peor manera posible, ya que el club de Los Cristianos descendería en el campo (de Segunda B a Tercera) y en los despachos (de Tercera a Preferente) por múltiples problemas económicos. Y la cosa no acabaría aquí, porque una campaña más tarde consumaría su descenso a una de las categorías más austeras del barro canario: la Primera Interinsular.

Así las cosas, el club marinista divagaría por categorías regionales (cuatro años en Primera Regional y nueve en Preferente) hasta la temporada 2006/07, año en el que conseguiría volver al primer escalón del fútbol no profesional español tras diecinueve años de ausencia: la Tercera División. Cinco temporadas después, en la 2011/12, llegaría un histórico doblete después de conseguir, por segunda vez en su historia, la Copa Heliodoro Rodríguez López y el campeonato de liga del Grupo Canario de Tercera División. En Los Cristianos acabarían de descorchar el champán logrando el segundo ascenso de la historia a Segunda División B del CD Marino esa misma campaña, tras superar al CF Fuenlabrada en el play-off. Tras una época de oscuridad y crisis, el sol volvía a brillar en Los Cristianos.

Willy Barroso, exfutbolista del CD Marino, sería el encargado de llevar al club de sus amores de la Regional Preferente a la 2ªB en ocho años (2004-2012) y, en consecuencia, del renacer del club aronero. Una auténtica institución de la categoría: bicentenario en la Tercera como entrenador, y el que más partidos ha dirigido al CD Marino en dicha categoría (120). “Para mí es un orgullo poder ser el entrenador que más partidos ha dirigido a un club de la solera y la historia del CD Marino, y además siendo del pueblo y canterano desde los ocho años y pasando de la base al primer equipo, tanto de jugador como de entrenador”, declaró en una entrevista concedida a Eldorsal.com en octubre de 2018 como entrenador de su actual equipo, el CD Buzanada.

FOTO: Fran Pallero / El entrenador del Marino, Willy Barroso, manteado por sus jugadores tras consumar el segundo ascenso de la historia a Segunda División B del club de Los Cristianos en la temporada 2011/12

La segunda andadura del conjunto sureño en el fútbol de bronce español empezaría de la mejor manera posible: con el gran derbi insular ante el Club Deportivo Tenerife. El resultado de aquel encuentro sería lo de menos (0-2 para el ‘Tete‘), ya que la connotación de aquel partido para el balompié tinerfeño sería enorme. Por primera vez en su historia, el Club Deportivo Tenerife, máximo representante provincial, se enfrentaba en un partido oficial de liga a un club de su misma isla -en este caso, el CD Marino-. No obstante, ya sin Willy Barroso al mando, el club cristianero acabaría certificando su vuelta a la Tercera División ese mismo año.

Ahora, siete temporadas después, el Marino ha conseguido volver a anclar el barco de la Segunda División B en Los Cristianos tras quedar campeón de grupo. Tenerife tendrá que esperar para volver a ver un derbi entre dos equipos de su misma isla pero el valor de su fútbol vuelve a subir en bolsa. Y soñar es gratis: ¿y si el año que viene vuelven a vivir un derbi de Primera RFEF entre Marino y Tenerife? Suena bien lo de Primera…

UN ASCENSO CONTAGIOSO

Lo cierto es que el camino que ha tenido que seguir este verano el CD Marino para conseguir el ascenso a Segunda División B no ha sido nada fácil. Primero tuvo que enfrentarse a la UD Tamaraceite, protagonista del capítulo XV de la saga de artículos que está realizando Tiempo de Descuento de los equipos que han ascendido a la Segunda División B, en la primera ronda de los play-offs tras quedar campeón del grupo canario por coeficiente (16V/5E/6D) -antes del parón por la pandemia, eran terceros en la tabla con un partido menos-. Un gol del ex pío-pío David García (0-1) antes del descanso frustraba las primeras opciones de ascenso de los pupilos dirigidos por Kiko de Diego y obligaba al club sureño a luchar por subir a Segunda B en una repesca entre los primeros que no habían logrado superar el primer play-off.

Pues bien, un día antes de que se disputasen los partidos de la repesca de ascenso entre los campeones de Tercera a Segunda B (Linares-Marino y Alcoyano-Lealtad), el club de Los Cristianos anunció que había tres positivos en COVID-19 en su plantilla. Esta noticia obligó a la RFEF a suspender los partidos de dicha repesca, pese a que un día después el club tinerfeño anunciara que todos sus jugadores estaban libres de coronavirus. y que, por tanto, los tres jugadores en cuestión eran falsos positivos en COVID-19. Finalmente, tras pasar días de intensa agonía, el 10 de agosto la Comisión Gestora de la RFEF decidía que CD Marino, CD Lealtad, CD Alcoyano y Linares Deportivo ascendieran a Segunda B ante la imposibilidad de fijar nuevas fechas para jugar la repesca entre los campeones de grupo. Ahora sí que sí: por tercera vez en su historia, el Marino volvía a poner el ancla azul en el corazón de los cristianeros para celebrar un ascenso a Segunda División B. “Adiós a la Tercera, adiós”.

UN PROYECTO ILUSIONANTE

La que será la séptima temporada de la historia del CD Marino en Segunda División B llega con la convicción de cimentar un proyecto sólido que permita al club azul asentarse en la nueva categoría, que cambiará de formato a partir de la temporada 2021/22. De momento, ya saben que se enfrentarán a históricos como el Recreativo de Huelva en el Subgrupo I del Grupo IV en la primera fase de la Segunda División B.

Para consolidar el proyecto en la categoría de bronce, el club sureño ha optado por dar continuidad al cuerpo técnico (Kiko de Diego, renovado) y mantener gran parte del bloque que consiguió el ascenso. La primera renovación que se anunció fue la del capitán y pieza angular de la nave marinista, Javi Saavedra. Luego se irían sucediendo: ‘Nami’ Sánchez, David Ruso, Ahmed Fartan y Antonio Samuel. Además, la entidad aronera ha anunciado la llegada de hasta ocho caras nuevas: Cristo Díaz (Atlético Tacoronte), Joshua Anaba (Linares Deportivo), Manu Dimas (Europa de Gibraltar), Nadjib (CD Tenerife B), Ángel Galván (CD Tenerife), Samuel Arbelo (CD Tenerife B), Fredy Valencia (Independiente Medellín) y Pablo Santana (UD San Fernando).

Una vez conseguido el ascenso, el presidente del CD Marino, Paco Santamaría, incidió en la necesidad de aunar fuerzas con el compañero de isla, el CD Tenerife. “Le hemos dicho al Tenerife que necesitamos su ayuda y colaboración en lo deportivo. Nuestra relación con ellos es extraordinaria. Ellos han estado en los momentos complicados”, afirmó en Radio Club Tenerife. Es por ello que el club de Los Cristianos ha conseguido cerrar varios fichajes de jugadores del ‘Tete’, y espera poder anunciar también las llegadas de Borja Llarena y Fede Olivera la próxima semana.

FUENTE: Zakarnok TV 2 / Himno del Club Deportivo Marino

Llegamos a la isla como turistas, a pasar el verano, y ya nos hemos enamorado. De los cinco palos de Arona. Del clima y el ambiente canario, de las papas arrugadas y el mojo, de la arena negra y el sol. De los 20.000 habitantes de Los Cristianos. Pescadores, cocineros, camareros, dependientes, profesionales del turismo, deportistas… y fieles a los colores del Marino: el azul marino. Gente humilde que celebra que este año vuelvan a ver anclado el barco de la Segunda B en el Puerto de Los Cristianos.

Nosotros, desde la playa de Las Vistas, vemos un amanecer extraordinario. Un mar eterno y el sol eclipsando a la luna: la esperanza, la luz, comiéndose al barro. Y de fondo suena… “Club Deportivo Marino, el equipo de nuestra ilusión, rebosante de alegría en su lucha por el balón…”. Es el primer partido del Marino en 2ªB este año. Aquí nos quedamos.


#CDMarino #3div12 #Temporada1920 #SegundaB #Canarias


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *