Tras seis playoffs consecutivos, este año fue el definitivo para una Sociedad Deportiva Tarazona que llevaba tiempo soñando con su primer ascenso al Bronce del fútbol español. Una crisis sanitaria que les privó de ver salir al Cipotegato, a su vez les permitió alcanzar la cima futbolística que llevaban tanto tiempo escalando en una ciudad con una longeva tradición deportiva.

FUENTE: EL HERALDO / Celebración del ascenso del Tarazona

EL QUEILES Y EL MONCAYO SONRÍEN

La Sociedad Deportiva Tarazona consiguió el primer ascenso de su historia a Segunda B tras vencer al Deportivo Aragón y al Brea en el playoff del grupo aragonés. Los turiasonenses iniciaron su camino hacia la gloria con una victoria por la mínima ante el filial zaragocista. En la final les esperaba la sorpresa del grupo XVII, el Brea, con quien ya cayeron derrotados por 4-2 en la liga regular. Sin embargo, el conjunto del Queiles se tomó el partido como una revancha y puso el broche de oro a su gran temporada con una victoria por 3-0.

La clave del ascenso estuvo en mantener el nivel mostrado a lo largo de la temporada, en la que se convirtieron en el conjunto más goleador con 58 tantos, y en el segundo menos goleado, con 20. Números que permitieron al conjunto del Moncayo revalidar un título de campeón que ya consiguieron la temporada anterior (18/19). Así pues, los de David Navarro se mantuvieron en su línea en la promoción de ascenso (con un balance global de 4-0) y lograron su primera participación en la categoría de bronce.

FUENTE: ÁNGEL DE CASTRO / Celebración de la plantilla en el Estadio Pedro Sancho

A LA SEXTA FUE LA VENCIDA

El Tarazona, fundado en 1969 como Club Recreativo y Cultural Eureka, disputará su primera temporada en la categoría de bronce del fútbol español. Con el paso de los años había conseguido afianzarse en la Tercera División, en la que ha disputado un total de 21 campañas. Su último ascenso se produjo en la 09/10 tras 15 años de ausencia, en los que compitió en Regional Preferente (14 de ellas) y en Primera Regional (1, en la 98/99).

No fue hasta la temporada 14/15 cuando consiguió su primera participación en un playoff, tras una gran temporada afianzándose en la cuarta plaza, la mejor posición de su historia hasta ese año. Pese a ello, cayeron en primera ronda. Desde entonces, nadie los bajó de la nube. Seis promociones consecutivas. En la temporada 15/16 el Navalcarnero los eliminó en tercera ronda. El año pasado, en la 18/19, se proclamó campeón de grupo por primera vez en su historia, pero se quedó a las puertas del bronce tras caer eliminados en la última ronda contra el filial del Deportivo Alavés, en un partido polémico por la actuación arbitral.

Finalmente, a la sexta fue la vencida. En un año histórico en el que también disputaron la Copa del Rey, volvieron a quedar campeones tras la suspensión de la liga regular por la emergencia sanitaria que vivimos. Después de un emocionante playoff, el 25 de julio de 2020 se cumplió el sueño.

TAREA COMPLICADA PARA MÍCHEL SANZ Y DAVID NAVARRO

Una vez finalizada la temporada, Míchel Sanz, director deportivo de la SD Tarazona, se puso manos a la obra para confeccionar la primera plantilla de la historia del club en Segunda B. La pieza clave del proyecto fue la primera en renovar. El técnico David Navarro se puso como objetivo “consolidar el club en Segunda B”.

El 30 de agosto llegó el primer fichaje, Casi, delantero procedente del Villanovense con una amplia trayectoria en la categoría. Además, el club ha anunciado las incorporaciones de Pelón -procedente del Badalona-, Chus Herrero -que ya disputó el playoff de ascenso-, Rodri -extremo procedente del Levante-, Pablo Cacharrón -portero procedente del Barakaldo– y Lucho Sánchez -procedente del Ejea-.

En el apartado de renovaciones, continuarán en el conjunto turiasonense Sergio Sánchez, Kike Rausell, Pepo Losfablos, Carlos Javier, Diego de la Mata, Rodrigo Florez, Vicent Company, Iñaki, Ripa, Juan Cruz, Santigosa, Torcal y Molinos.

SIN CIPOTEGATO, PERO CON ASCENSO. UN FESTEJO POR OTRO

Esta ciudad zaragozana de 10.500 habitantes -cuyo lema reza “TubalCain me aedificavit. Hercules me reaedificavit”- puede presumir de una larga tradición histórica, pues posee grandes monumentos de alto valor artístico y lugares de interés sorprendentes. A destacar la Catedral de Santa María de la Huerta -original del siglo XIII-, la Iglesia y Claustro de San Francisco, la plaza de toros octogonal -no muy común en España- o la fachada renacentista del Ayuntamiento.

En un verano atípico en el que el Coronavirus ha privado a sus habitantes de poder disfrutar de los tomatazos al Cipotegato, han podido celebrar, a cambio, un ascenso histórico para una ciudad con una tradición futbolística que se remonta a 1924.

Fue en ese año cuando se fundó el primer club de la ciudad, la Sociedad Deportiva Turiaso, que más adelante cambiaría su nombre a S.D. Triasu. Esta denominación se mantuvo hasta la década de los 60, cuando el club pasó a llamarse C.D. Tarazona. Sin embargo, en esa misma época hubo unos años de incertidumbre en los que la ciudad se quedó sin equipo, hasta la aparición en 1969 del Club Recreativo y Cultural Eureka. Tras diversos años de gran fútbol y de diferentes ascensos, en 1977 se llega a la denominación actual: S.D. Tarazona.

FUENTE: AYTO. TARAZONA/ El Cipotegato: figura emblemática de la ciudad

Así pues, tras una magnífica temporada que culminó con un excelente playoff, la Sociedad Deportiva Tarazona acompañará en la campaña 20/21 a Ebro y Ejea como conjuntos aragoneses en el subgrupo B del Grupo II de esta renovada Segunda División B.


#SDTarazona #3div17 #Temporada1920 #SegundaB #Aragón


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *